DECLARACION DE SOLIDARIDAD DEL IEALC CON PROFESORES COLOMBIANOS PERSEGUIDOS.

Desde el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe manifestamos nuestra solidaridad con los profesores Rosembert Ariza, Miguel Angel Beltrán y Nubia Ruíz, de la Universidad Nacional de Colombia, y el profesor Renan Vega Cantor, de la Universidad Pedagógica Nacional, quienes han denunciado la preparación de un montaje judicial en su contra. La artera acción tiene como objetivo desacreditar sus labores académicas como docentes e investigadores y estigmatizar el acompañamiento que, como profesores, han realizado en el proceso formativo universitario, de estudiantes presos políticos que se encuentran privados de su libertad en diversas cárceles de Colombia.

Advertimos que no es la primera vez que algunos de ellos padecen la persecución y reciben falsas acusaciones. Como en su momento hemos tenido la oportunidad de denunciar, Miguel Angel Beltrán fue destituido de su cargo como profesor y encarcelado durante tres años, por ejercer el pensamiento crítico y la investigación comprometida, y Renan Vega Cantor recibió sucesivas amenazas de muerte, que lo obligaron a salir del país, por el mismo motivo. Varios de nuestros investigadores e investigadoras han tenido la oportunidad de realizar actividades académicas con ambos, tanto en Argentina como en Colombia, por lo que damos fe de su honorabilidad y su vocación en defensa de un proceso de paz que, actualmente, parece transitar por una coyuntura por demás adversa que lo hace peligrar, con numerosos defensores de derechos humanos y líderes sociales asesinados y una escalada represiva contra quienes se manifiestan en las calles.

Reivindicamos el ejercicio del pensamiento crítico, la defensa de la educación pública, la libertad de cátedra, la autonomía universitaria y la formación académica en estrecho vínculo con las necesidades del pueblo; instamos a los organismos estatales responsables en Colombia a que atiendan de manera urgente estas denuncias de persecución que padecen nuestros colegas y manifestamos nuestra plena solidaridad ante la injusta situación que están viviendo.

Buenos Aires, 26 de febrero de 2020.